5 a.m. y mi hij@ esta despiert@!!!! Trágame tierra!!! Madrugadores, ¿qué hacer?

Antes de entrar en pánico porque nuestro bebé despierta a las 6 a.m., recordemos que ellos viven con base a su reloj interno que es regulado por la cantidad de luz y temperatura. Así que ellos pueden despertar cuando sale el sol, entre las 6 y las 7 a.m. Es normal. ¿Y entonces que es un madrugador? Pues aquellos bebés o niños que despiertan antes de las 6 a.m., a las 5 a.m. o antes.

Antes de empezar en los porqués y las soluciones, es importante entender que hay que ser pacientes al pretender cambiar éste hábito pues es uno de los que más tiempo tarde en modificarse. Si tu bebé es mayor de 6 meses y se ha despertado desde hace mucho tiempo (varios meses) antes de las 6 a.m., cambiar éste habito tomara al menos 4 semanas o más.

Algunas de las posibles razones (7) por las que se despiertan temprano son:

  1. Alguna condición médica como apnea del sueño, alergias o reflujo. Algunas de las señales de éstas condiciones es el roncar, respirar con la boca, sudar mucho durante la noche, arquear la espalda mientras duerme o tener un sueño muy inquieto y con mucho movimiento. Ojo, existen algunos reflujos silenciosos en donde es difícil detectarlo. Es importante que acudas a tu pediatra para tratar éste tipo de cuestiones.

  2. Lo acuestan muy tarde en la noche (pasadas las 8 de la noche). La hora natural de acostarse para un bebé entre 6 meses y 5 años es entre las 7 y las 8 de la noche. Si lo acuestas más tarde probablemente esté muy cansado y aunque suene raro, esto influye a que se despierten muy temprano. No por que lo acuestes más tarde despertará mas tarde.

  3. Está durmiendo muy poco durante el día, es decir, sus siestas no son suficientes (o incluso no tiene siestas durante el día). Existe la creencia que si en el día no dejas dormir a tu bebé en la noche dormirá mejor. Es FALSO. Un bebé o niño pequeño que esta muy cansado no podrá dormir bien durante la noche y muy probablemente se despertará temprano en la mañana.

  4. Dura mucho tiempo despierto en la tarde, entre su última siesta de la tarde y la hora en que lo acuestan a dormir en la noche. Suponiendo que en promedio la ventana despierto de un niño es de 4 horas, el tiempo entre su hora de acostarse en la noche y su última siesta no deberá alejarse mucho de las 4 horas.

  5. Los acuestas muy dormido al momento de ponerlos en su cama/ cuna. Después de haber dormido bien durante un buen rato (en la madrugada), en la mañana despiertan (5 a.m.) y no saben como volverse a dormir por si solos. Si el todavía no domina el arte de dormirse por si solo, muy probablemente se levantará muy temprano y no sabrá que hacer. Ayúdalo acostándolo adormilado y que por si solo concilie el sueño.

  6. Tiene hambre. Esto generalmente sucede para los bebés menores de ocho meses. Si te preocupa que despierta muy temprano y crees que es hambre, trata darle una toma dormido entre las 10 y las 11 de la noche, antes de que te acuestes a dormir. Durante esta toma no lo despiertes y trata de hacerla lo más tranquila y en silencio. Esto te ayudará a estar más tranquila de que no es hambre lo que tiene en la madrugada.

  7. Hay demasiada luz en su cuarto en la mañana. Recuerda que los niños se regulan de acuerdo a su ritmo circadiano y la luz natural los estimula. Utiliza persianas / cortinas que realmente obscurezcan el cuarto para evitar que el sol entre en la mañana.

En niños de 2 ½ años en adelante, si se despierta temprano, vayan a su cuarto y díganle que “Aún no es tiempo de levantarse, mamá y papá siguen dormidos” y señalen que todavía no hay luz o bien utilicen algún reloj con alarma indicándole que aun no se ha encendido el aviso de que es hora de despertar. Existen en el mercado unos muñecos de peluche que tienen una luz que puede ser programada para que se encienda cuando es una hora adecuada para despertar (“Ok to wake! Owl en Amazon). Si están durante el sleep coaching, vayan a revisarlo y vuelvan a su posición de la silla. Recuerden ser constantes y traten a su madrugador como si fuera un despertar de la noche hasta las 6 a.m.

Una de las confusiones en las que caemos como papás es que al despertarse nuestros madrugadores estamos tan cansados que los llevamos a nuestra cama, les damos una mamila o pecho, les prendemos la tele, etcétera. Trata de que el día comience como un día normal, con actividades, porque puede que con estas acciones estés generando nuevos hábitos y que sean parte de la razón por la cuál despiertan temprano. Si despierto mi mamá va a llevarme a su cama o darme una mamila. Y al día siguiente como nuestros niños no tienen un reloj en la mano, lo van a hacer más temprano y mas temprano cada mañana.

Otra vez más recuerden que cambiar hábitos toma tiempo y ayudar a que su hijo no sea tan madrugador es algo que implica paciencia, tiempo y constancia.

Fuente: West, Kim. “Baby Sleep: The Sleep Lady´s Top 6 Tips for the Early Riser”, “How to help an early riser sleep in”, “5 common causes of Early Rising” y Navarrete Paola, Brújula de Sueño.


  • Facebook - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle
Entradas recientes
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas destacadas
Síguenos
No hay tags aún.
Buscar por tags
Archivo

Síguenos:

Todos los derechos reservados por Brújula de Sueño, 2016
Proudly created with Wix.com

 

Teléfonos:

cel. 044 5528642047

  • Facebook - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle
  • Twitter - Black Circle