El método:

El método fue desarrollado y probado por Kim West, LSWC - C, "The Sleep Lady" ®,  por más de 18 años tanto en Estados Unidos como en diversos países del mundo. Básicamente consiste en ayudar a los bebés y niños a dormir por medio de técnicas gentiles y graduales que no traumatizan a ninguno de los participantes en el proceso. 

 

El método se llama “Shuffle” y es un método amigable por medio del cual se modifican y se sustituyen conductas por otras que ayudan a que tu hijo concilie el sueño por si solo. Durante este proceso, los padres son una presencia que lo acompañan, reconfortan y ayudan (ustedes son "el coach" de su hijo). La idea es generar buenos hábitos de sueño mientras se fortalece el vínculo padres - hijos y respetando un apego seguro. 

 

Este método puede ser aplicado a partir de los 6 meses y hasta los 5 años de edad. Para bebés menores a los 6 meses hay un paquete de básicos para el bebé (Pre GSC). La aplicación del método dura aproximadamente 15 días aunque esto puede variar pues existen diversas variables que influyen en el funcionamiento del mismo - constancia de los padres, temperamento del niño, si se enferma durante el proceso, entre otros. 

​A mi juicio es una postura media ante posturas extremas que se recomiendan o se venden en el mercado. El método no se basa en dejar llorar a los niños y bebés, al contrario, uno de los objetivos es tratar de que los cambios sean graduales, amigables y siempre teniendo en cuenta el bienestar de todos. Y, lo más importante es que, es un método que se adapta a tus objetivos y a tu dinámica familiar (si eliges colechar con tu hijo, continuar con la lactancia materna, o prefieres que duerma en su cuna en su cuarto). Por eso es un método amigable: toma en cuenta tus preferencias y con base en ellas reestructuramos juntos lo necesario para que las noches sean más tranquilas para todos.